Una cosa es hablar de sexo en general, y otra muy distinta es hablar de nuestros hábitos sexuales. ¿Y hablar de sexo con nuestros padres? Uf, qué mal rollo. No queremos contar esas cosas, y mucho menos que nos las cuenten ellos.

Sin embargo, este vídeo nos muestra que todo va cambiando. Ahora damos por hecho que el sexo es algo normal tanto entre jóvenes como adultos, y mayorcitos también, y a pesar de que al principio da un poco de vergüenza preguntar estas cosas, al final se responden con cierta naturalidad.